lunes, 4 de agosto de 2008

Ambulatorio


A esos enfermos crónicos
que nunca tienen nada,
que se enfadan si el médico dice:
a Ud. no le pasa nada.

Salen echando chispas
después de las visita,
y le dicen a la vecina
este médico no pita.

Prefiero al que antes tenía
me recetaba todo lo que yo quería,
a esos hipocondríacos
de píldoras acumuladas.

Cualquier color les sirve
cualquier excusa es válida,
para llamar la atención
de los que le rodean y callan.


María Ibáñez