domingo, 3 de agosto de 2008

Eclipse De Luna2007


Yo era la tierra
y la tierra era yo,
mi sombra invadía la luna, la cubría con mi manto,
mi soledad, mi pena, luna bella,
por mi sombra protegida,
eres como una burbuja de cava de color anaranjada.
Visión sublime, ni una nube empaña la burbuja de cava.
Embriagado mi corazón, ama esa imagen levita mi alma,
¡Que inmenso es el firmamento!
Cuantas belleza en tan poco tiempo.
Y hay quien dice que no hay Dios.
¡Por Dios! Tanta belleza no pudo ser solo por el efecto de la explosión.
Detrás de una burbuja de cava seguro, que está la mano de Dios,
y quien dice cava, dice luna, estrella o sol.
Y allí seguía yo admirando aquel prodigio divino,
quise salir de mi cuerpo y abrazar aquella luna dorada.

María Ibáñez