lunes, 15 de septiembre de 2008

LAS CACATUAS

Las cacatúas hablan, la familia reza,
el niño se aburre
se sienta en el suelo y juega,
una mosca despistada vuela.

Las cacatúas siguen hablando
la familia esta llorando,
el niño tiene calor
le pide a su abuela el abanicador.


Compartimos el silencio del féretro callado
pero las cacatúas siguen hablando,
el niño se ha quedado ensimismado
mirando allá a lo alto
un maravilloso gravado.

Ni amigo preside la ceremonia
es su padre el querido fallecido,
tiene mucha entereza
espero que no desfallezca

Las cacatúas no callan, el funeral se acaba,
adiós amigo no te he conocido,
eres el padre de mi amigo, por eso he venido.
donde quiera que estés, acuérdate de nosotros alguna vez,
María Ibáñez