viernes, 23 de abril de 2010

Quiet de Màrius Serra

Diada de Sant Jordi.
Plego de trabajar,bajo por Rambla de Catalunya. Es un mar de rosas, libros, niños y personas de todas las edades,a pesar que no me gustan las grandes aglomeraciones, da gusto ver tantas personas, que por unas horas están de acuerdo en algo tan bello, como son las rosas y el gusto por la lectura, resulta difícil caminar,pero camino con cierto entusiamo, pues voy camino hacia el stand donde se encuentra el escritor Màrius Serra, autor del libro "Quiet" "Quieto" en castellano, libro que me impresionó mucho. Por fin llego, estoy un poco nerviosa, tengo la gran suerte, que en este momento está hablando con un señor, se despiden y me atiende, le doy mi libro para que me lo firme, se muestra muy cercano, me mira a la cara me sonríe y me pregunta mi nombre, escribe un dedicatoria, (por fin alguien pone el acento en la a de Ibáñez) le digo que me gustaría que leyera la última hoja donde yo había escrito lo que sentí al acabar el libro, lo ha hecho, y a continuación me ha dado un abrazo. Gracias Màrius
"Quieto" cubre siete años en la vida de Lluis Serra Pablo, alias Llullu,el hijo mayor del autor, que nació con una grave encefalopatía que la ciencia neurológica aun no ha sido capaz de definir, escribe el autor.
Yo este libro, lo califico no con un 10, sino con un 100. Hay padres que no se ven, y sin embargo están anhí, fieles en el AMOR hacia sus hijos, padres(hombres) invisibles que no alardean pero, si aman.
Este libro, no tiene desperdicio. Cuando acabé de leer el libro, no pude evitar el escribir al final del mismo lo siguiente:Son las 13 horas del día 27-1-2009. acabo el libro "Correr" lo he leido sin parar con lágrimas en los ojos. El amor es dolor,alegría,tristeza, en este libro hay ¡TANTO AMOR! ahora son ya las 13 horas y 6 minutos y no se porque, apreto el libro con fuerza, no quiero dejarlo. Se que no hay palabras, para demostrar un sentimiento, el que yo ahora siento es el de abrazar con fuerza a Lluis, y a su padre y a su madre, y a Carla.
Abrazo a Quieto.
María Ibáñez