sábado, 10 de julio de 2010

SIGUE EL CABREO


España debe bajar su déficit en 9,4 puntos porcentuales en la próxima década, una de las reducciones más drásticas del mundo, según el Fondo Monetario Internacional... que además pide un recorte en las prestaciones sanitarias de nuestro país para reducir la deuda. Menudo panorama.
Ha llegado el momento de coger el toro por los cuernos y recortar primero:

LA PENSION VIATALICIA DE TODOS LOS DIPUTADOS, SENADORES Y DEMÁS POLÎTICOS.
REVISAR LOS SUELDOS DE LOS ALCALDES DE TRES AL CUARTO QUE SE PONEN LOS SUELDOS QUE LES DA LA GANA ( El actual de Calviá, Mallorca que cobra más que el Presidente del Gobierno de España).
CAMBIAR LAS LEYES, Y ADEMAS DE CARCEL PARA LOS LADRONES, OBLIGAR A QUE TODO EL DINERO QUE HAN ROBADO LOS POLITICOS Y DEMAS "ADJUNTOS" VUELVA A LAS ARCAS DE LAS COMUNIDADES DONDE HAN SIDO ROBADAS. (eJ. Pachulines, Pantojas,Millet, Gürtel, Camps, Matas, Munar, etc.. etc..)
REDUCIR CANTIDAD de coches oficiales (cosa que se hizo hace 40 años y en los Pactos de la Moncloa y funcionó, "no es posible que tengamos mas coches oficiales que USA"),
Anular TODAS las tarjetas VISA oficiales y poner en la calle a TODOS los "cargos de confianza" (tenemos funcionarios de sobra para encargarse de esas labores).
Con un Embajador y un Cónsul en cada país, sería suficiente ("No es posible que malgastemos en esto mas que Alemania y El Reino Unido")

Con eso, y con rebajar un 30% las partidas 4, 6 y 7 de los PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO (adiós "transferencias a sindicatos, partidos políticos, fundaciones opacas y chupopteros varios") se ahorrarían más de 45.000 millones de Euros, no haría falta tocar las pensiones y los sueldos de los funcionarios. Tampoco haría falta recortar 6.000 millones de Euros en inversión pública.

Congelar las pensiones es injusto, es destruir unos derechos adquiridos, condenar al hambre a muchos de aquellos que merecen nuestro respeto.
Reducir el sueldo de los funcionarios es injusto, también es destruir unos derechos adquiridos por los trabajadores muchos de los cuales también merecen nuestro respeto.
Recortar las inversiones públicas en 6.000 millones de Euros es un disparate, en estos momentos, en los que necesitamos que alguien gaste para que la actividad económica no se detenga.

Tiene razón el FMI cuando dice que "un buen plan de ajuste podría incluso acelerar la actividad económica", pero desde luego no es el plan de Zapatero.
(Recibido por correo electrónico, con alguna variación mía y con permiso de autor, que no se lo he podido pedir por que no se quien es, pero que podemos ser cualquier persona de este país. María Ibáñez)