viernes, 19 de marzo de 2010

Oración


Jesús, creo en ti,
pero en quien no creo, es en mi,
ven a mi corazón,
insiste para entrar,
que el miedo lo invade todo,
la preocupación es la puerta,
tras ella encontrarás
una barricada de agobio,
de mal humor, de números rojos,
adoquines muy pesados,
imposibles de eliminar.

Insiste Señor,
que la barricada es muy alta,
insiste Señor,
que son muchos los ruidos,
que taponan los oídos de mi corazón,
insiste Señor,
ven a mi corazón

María Ibáñez