sábado, 5 de marzo de 2011

Hablando conmigo misma


Tengo la vida, una familia estupenda y amigos con los que puedo contar.
No desees lo que no tienes.
Disfruta de lo que tienes,
Haz el bien que puedas.
No pretendas salvar al mundo,
tú No eres Dios.
Sé un ángel para los demás,
lleva contigo solo mensajes positivos.
Aprende la lección.
Se verdaderamente sencilla.
No atesores. porque cuando mueras, recuerda que irás “Ligera de equipaje”. María Ibáñez