domingo, 13 de junio de 2010

Todo está por hacer


C R Ó N I C A D E B A R C E L O N A
Barcelona, 26 de Mayo de 2010.

T O D O E S T A P O R H A C E R……
Y TODO ES POSIBLE. Son palabras de Miquel Martí i Pol (1929-2003), gran poeta catalán que pasó casi media vida en una silla de ruedas con esclerosis múltiple y con una sonrisa en sus labios siempre.
Pero lamentablemente no voy a hablarles hoy de poesía. Hemos tenido después de un invierno malo, una mala primavera, que diría Fito Cabrales(Fito y Fitipaldis), una auténtica nube, de aquellas que hacen daño, este mes de Mayo.
Mientras se dictaban por el Gobierno del Estado medidas anticrisis, tan necesarias como demoradas y obligadas por la Unión Europea, los EEUU.,el FMI y hasta la República Popular China. Mientras se sometía a tres juicios al juez más valiente que ha tenido este país( que se ha podido equivocar, como con más frecuencia que él lo hacen los compañeros que ahora lo juzgan) Mientras el Estatuto de Catalunya se pudre en los despachos de un Tribunal Constitucional caducado y politizado y otro Estatuto, el de Castilla La Mancha ve frenada su tramitación por politiqueos de bajo nivel.
Y mientras el Banco de España se ve obligado a intervenir Cajasur y el presidente de la patronal CEOE envía impunemente sus empresas a situación concursal: dicho llanamente a no pagar a sus proveedores ni empleados e incumplir los servicios abonados por sus clientes en Barcelona, nuestro alcalde convocó todo un referéndum (con voto por ordenador “chungo” incluido y coste de tres!! millones de euros) para extender un tranvía a lo largo de toda la Avenida Diagonal,y con un resultado de sólo 170.000 votantes, con más de un 80% de voto negativo.
De lo bueno diré la operación del Rey, afortunadamente con éxito, en el barcelonés Hospital Clínico, donde como en otros centros públicos en todo el estado, se encuentran los mejores facultativos y servicios. Y del fútbol… pues por barrios como siempre: los culés, los del Atleti y el Sevilla contentos a medias y el Madrid debería también estarlo pues no ganar con dos partidos sólo perdidos en la Liga tiene su mérito.
Bueno, pues todo eso es historia ya, como la Crónica que escribí, publicada hace dos años en nuestro Balcón:”Crisis ¿Qué crisis?”,(Abr./08) que anunciaba tiempos difíciles. Pues sí, seguimos en crisis y se entra por parte de algunos medios y personajes en una demagogia peligrosa que lo da todo ya por perdido (estado de bienestar, bancarrota económica, inestabilidad social) En los momentos críticos es donde surgen a veces las grandes oportunidades y yo creo que nadie deberíamos dejarnos arrastrar por un pesimismo enfermizo. No se han hecho bien las cosas, viviendo por encima de nuestras
posibilidades y ahora toca purgarse, como cuando de pequeño nos empachábamos.
Apretarse el cinturón, sí, pero con un control y sin abusos; con responsabilidad y solidaridad. Y cuando vuelvan vacas gordas, que volverán, el sacrificio que ahora se pide a la mayoría debe revertirse en beneficios que vengan restados de los que ahora se los han embolsado y después se volverán a beneficiar.
Acabo con una frase de George Harrison en su canción con Los Beatles
“Whyle my guitar gently weeps” :” De cada error, seguramente deberíamos aprender; mientras dulcemente llora mi guitarra.” Pues eso.
"El Duende del Estrecho"