viernes, 21 de agosto de 2009

TE SIGO QUERIENDO MAMA

El pañuelo no llora,
la que llora es mi madre,
ella llora porque yo, ya he muerto.
Pañuelo enjuga sus lágrimas,
acaricia su pensamiento.
Dile que la sigo queriendo,
dile bajito al oído
que estoy a su lado,
y que lo único que siento,
es que ella sufra por dentro,
dile que la quiero,
y que ella ha sido para mi,
el cariño mas tierno
el mas auténtico,
cariño que no se borra,
aunque se hunda el cielo.
Pañuelo dile a ella,
que quisiera poderla acariciar,
y así hacerle olvidar,
la pena que por mi siente.
Dile que no quiero que sufra mas,
dile también que ahora soy un ángel,
y que la quiero ver sonreir,
como si yo siguiera allí.
María Ibáñez (dedicado con cariño a Encarna y Manoli,
las dos saben lo que es sufrir el dolor más grande de este mundo).