sábado, 9 de julio de 2011

Tristeza

Dime ¿Por qué sigo llorando?
si no quiero llorar más.
Apártate de mi negra tristeza,
que quiero reír, quiero bailar,
más tú, tristeza no me dejas, ni respirar.

Tu halo me envuelve
me acaricia suavemente,
intento desembarazarme de ti,
pero tus alados brazos
no me dejan resistir.

María Ibáñez