martes, 9 de abril de 2013

El Abrazo


Necesito tu abrazo como nunca antes, necesité el abrazo de nadie. 
Necesito tu abrazo y sentirme pequeña, muy pequeña, 
sin miedo a nada porque  tu me rodeas con tus brazos,
sentirme segura, plena.
Vana ilusión, vano deseo.
Te añoro tanto, tanto. 
¿ Cómo es posible qué te siga añorando de esta manera?
Vacío infinito, locura transitoria,
siento deseo de abrazarme a un árbol, pensando que es a ti a quien abrazo. 
Más no lo hago mi cansada cordura reprime este arrebato.
María Ibáñez